Medallista olímpico Enrique Torroella visitó León

torroella
(De Primera) El primer medallista olímpico mexicano de Taekwondo, Enrique Torroella, estuvo de visita este sábado en León para ofrecer un clínica a niños y jóvenes taekwondoines, y aprovechó´para externar algunos puntos de vista sobre la situación actual de este deporte y arte marcial.

Invitado a la “capital zapatera” por el profesor Sergio Ocampo, pionero del Taekwondo en tierras guanajuatenses, Torroella recordó su etapa como competidor: “Me tocó una época importante en el Taekwondo, que fue el inicio del olimpismo. Esa etapa fue muy bonita que no se hubiera logrado sin las bases de las primeras generaciones, impulsadas por los primeros maestros que nos inspiraron a los niños y jóvenes de aquella época”.

Oriundo de Monterrey, Nuevo León, pero avecindado en Guadalajara desde muy joven, Torroella ahondó en su experiencia olímpica en Seúl 88: “Tuve la fortuna de estar en esa primera selección olímpica, integrada por cuatro hombres y una mujer; y en ese 19 de septiembre (de 1988) se ganan tres medallas de bronce para México con Mónica Torres, Manuel Jurado y un servidor. Por tiempo, ya que mi categoría era la más ‘chiquita’, a mi me toca recibir la primera medalla olímpica para el taekwondo mexicano”.

Sobre el Taekwondo en la actualidad, el ex competidor tapatío declaró: “Ha evolucionado, muchos dirán para bien, otros dirán para mal; yo en lo personal, aunque acepto que hay una evolución con petos electrónicos, redes sociales y uniformes modernos; me quedo con el taekwondo de antes, con técnicas variantes, y con más competidores de calidad, ahora yo veo competencias aburridas, en las que no salen de una o dos técnicas. Yo en mis clínicas trato de cambiar eso, y de volver a hacer -al taekwondo- espectacular, como lo fue en aquellos años”.

Enrique reconoce que los malos manejos y las “grillas” han afectado a su deporte, y que no de no existir estas se obtendrían aún mejores resultados: “Yo dejo el Taekwondo en 1993 a los 23 años, por los malos manejos de la federación. He sabido de mucha gente de mucho talento que ha sufrido limitantes, simplemente porque no son del grupo, o porque no son bien vistos por la federación; y aunque ahora hay más vigilancia y mayor control, todo esto sigue sucediendo”.

Torroella habló sobre su momento actual como profesional: “Ahora me dedico a la parte de responsabilidad moral, a regresar lo que algún día recibí, y doy seminarios, clínicas, a entrenar nuevos valores, y a hacer exámenes”, pero también externó un deseo a futuro: “Me gustaría ser entrenador (nacional), o tener la oportunidad de dirigir a nivel federativo, ya que es una forma de regresar todo lo que recibí”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s