“Canelo” derrotó a Jacobs y unificó títulos en la división de medianos

canelojacobs
(Agencias) Saúl Álvarez sumó otro cinturón a su colección el sábado por la noche, tras derrotar a Daniel Jacobs en 12 asaltos por decisión unánime en su combate de unificación de categoría mediana.

Dos árbitros dieron tarjetas de 115-113, mientras que el tercero dio 116-112.

“Fue justo como pensábamos”, dijo después Álvarez. “Simplemente hicimos nuestro trabajo”.

Jacobs, que perdió un millón de dólares de su bolsa por pasarse del peso contratado la mañana del combate, era claramente más grande que Álvarez y quizá asestó el puñetazo más potente de la noche en el noveno, cuando conectó con la izquierda.

Pero Álvarez fue rápido y ágil y mantuvo a Jacobs desequilibrado para ganar por una ajustada decisión en el mismo recinto donde luchó hasta igualar primero, y ganar por la mínima en otro combate, con Gennady Golvkin.

Pero los jueces no opinaron lo mismo, en gran parte porque el mexicano fue el más activo al comienzo de la pelea y fue el más agresivo de los dos. Álvarez abrió una ventaja en la primera mitad del combate y después contraatacó para mantener las tarjetas ajustadas. Dos de los tres jueces le reconocieron la victoria del 12mo asalto.

Álvarez, el favorito por 5-1, se vio a prueba ante un boxeador más grande, pero hizo suficiente por ganar en una pelea sin nocauts ni faltas graves. Ninguno parecía malherido, aunque Jacobs asestó algunos de los puñetazos más grandes en los últimos asaltos.

Eso incluyó el golpe de zurda en el noveno que pareció aturdir a Álvarez, aunque fuera por un momento.

El pelirrojo Álvarez ganó 35 millones de dólares por jugarse sus títulos contra Jacobs, un boxeador de Brooklyn que tenía un pedazo de la corona de categoría intermedia. También recibió otro millón de dólares de la bolsa de Jacobs cuando el estadounidense dio un peso demasiado alto el día del combate.

Jacobs había cumplido con el límite de categoría de 160 libras en el pesaje oficial del viernes. Pero los dos habían acordado en su contrato no superar las 170 libras el sábado por la mañana y Jacobs dio un peso de 173,6.

Álvarez fue agresivo desde la primera campana, atacando a Jacobs mientras su rival se conformaba con intentar pelear desde fuera y retroceder la mayor parte del tiempo. Ninguno asestó ráfagas continuadas significativas, aunque Álvarez mostró más rapidez en sus puñetazos y fue más consistente.

Jacobs cambió de estilo hacia la mitad del combate y trató de encontrar un ritmo. Pero Álvarez no dejaba de mover la cabeza y hacer que Jacobs fallara, y a menudo le encontraba en la contra.

Los dos intercambiaron golpes en varias ocasiones, y Jacobs tuvo su puñetazo más contundente en el noveno, un golpe de izquierda que llamó la atención de Álvarez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s