F1: Hamilton gana en Abu Dabi, pero Nico Rosberg es el nuevo campeón

nico-rosberg-campeon-2

(El País) Nico Rosberg rompió al fin el doble maleficio que parecía perseguirle desde que el gran público descubrió que iba a debutar en la Fórmula 1. Pronto salieron los oportunistas que detectaron en él el típico caso del hijo del campeón, que saca tajada del nombre y los contactos de su padre, para ir abriéndose puertas más rápido. De la mano de estos también aparecieron los visionarios que vaticinaron que nunca llegaría a emular a Keke, que se impuso en 1982 al volante de un Williams. Pues bien, después de once temporadas y tras haberse pasado cuatro en el purgatorio de Williams (de 2006 a 2009), el alemán de 31 años ha convertido en papel mojado todos esos tópicos que se dijeron y se escribieron sobre él.

Desde este domingo, Rosberg ya no es solo un corredor con un apellido ilustre sino que figura en de la selecta lista de campeones del certamen más exclusivo, elitista y politizado de la historia del automovilismo. La corona que se ha encasquetado esta tarde en Abu Dabi les convierte a él y a su padre en la segunda pareja capaz de celebrar el alirón, después de la que formaron los Hill, campeones en 1962 y 1968 (Graham) y en 1996 (Damon).

Lewis Hamilton fue el más rápido en Yas Marina, se llevó la pole el sábado y la carrera el domingo tirando de la única estrategia que tenía a su alcance para tratar de obrar el milagro: se puso al frente del pelotón desde el arranque y ralentizó el ritmo tanto como pudo para que los dos Red Bull y Sebastian Vettel se echaran encima de Rosberg, que circuló el segundo la mayor parte del tiempo hasta cruzar la bandera e cuadros y ponerse a volar junto a los suyos.

El nuevo campeón fue agresivo cuando tuvo que hacerlo, como en esta última prueba, al lanzarle el bólido a Max Verstappen (vuelta 20) y pasar a un dedo del holandés, casi nada. Hamilton le dejó a los pies de los caballos y él se defendió a lo campeón.

La temporada 2015-2016 se ha caracterizado, además de por la consagración de Rosberg, por la irrupción de Max Verstappen. El holandés recogió el testido de Kvyat en Montemeló y a los mandos de su Red Bull y con 18 años se convirtió en el piloto más joven de la historia en lograr una victoria.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s