All Blacks vencen 34-17 a los Wallabies y Nueva Zelanda se convierte en tricampeón mundial de Rugby

Nueva Zelanda tricampeon 1
Nueva Zelanda se consagró campeón del mundo de rugby, tras derrotar por 34-17 a Australia en la final que se llevó a cabo en el estadio Twickenham de Londres, revalidó el título que había logrado jugando como local en 2011 y se quedó con su tercera Copa William Webb Ellis (también había obtenido el trofeo en 1987).

Los dos mejores equipos del certamen llegaron a esta final (la primera en este tipo de certámenes que los encontró cara a cara) invictos y exhibiendo un juego superlativo. Y si bien los neozelandeses asomaban como favoritos, los australianos dejaron claro desde el arranque que la faena no iba a ser sencilla para los campeones.

En los primeros 40 minutos, los All Blacks mostraron mayor vocación de ataque, control del balón y supremacía territorial, pero enfrente hubo mucha presión y tackles, lo que hizo que el juego resultara poco fluido. En un duelo con muchas infracciones, Nueva Zelanda aprovechó la puntería de Dan Carter, quien acertó en sus tres intentos a los palos, para tomar ventaja de 9-3 (Bernard Foley había igualado transitoriamente con un penal).

Para Australia no fue un primer capítulo sencillo, ya que debió afrontar las bajas del espigado segunda línea Kane Douglas (2,02 metros), por una lesión sufrida en una de sus rodillas como consecuencia de mala caída (lo reemplazó Dean Mumm), y también de Matt Giteau, quien desbió salir por un golpe en la cabeza (lo sustituyó Kurtley Beale).

Nueva Zelanda tricampeon 6
Cuando parecía que se irían al descanso con una distancia estrecha, los All Blacks mostraron su paciencia para manejar la pelota y encontrar los espacios. La grieta apareció sobre la banda derecha y Nehe Milner-Skudder apoyo junto a la bandera. Carter no falló en la conversión para que su equipo cerrara el capítulo con ventaja de 16-3.

Nueva Zelanda tricampeon 3
Así como los All Blacks habían golpeado en un momento clave en el cierre del primer tiempo, de la misma forma lo hicieron en el comienzo del segundo. A los 2 minutos, Sonny Bill Williams, quien había ingresado por Conrad Smith tras el entretiempo, consiguió mantener viva una pelota muy complicada y encontró a Ma’a Nonu. El centro se filtró por el corazón de la defensa, dejó un par de marcas en el camino y logró el segundo try de su equipo. En el intento de conversión, Carter mostró que también podía fallar.

Nueva Zelanda tricampeon 4
Los Wallabies no se dieron por vencidos y aprovecharon la ventaja numérica que les brindó la amonestación a Ben Smith (por un tackle alto) para empujar y descontar. A los 12 minutos, el potente avance en un maul permitió que David Pocock apoyara. Ello y la conversión de Folley le devolvieron la esperanza (21-10). Y si eso no hubiese sido suficiente para elevar la temperatura al máximo en Twickenham, a los 23 minutos Tevita Kuridrani también vulneró el ingoal rival. El infalible pie de Folley redujo la distancia a apenas cuatro puntos (21-17).

Nueva Zelanda tricampeon 5
En el momento de mayor presión, Nueva Zelanda sacó a relucir su chapa de enorme equipo. Perimero con la frialdad de Carter, quien primero se la jugó (y acertó) con un drop y luego marcó un penal desde larga distancia, para devolver a su conjunto una tranquilizadora ventaja de 10 puntos. Y sobre el cierre con el try de Beauden Barrett (convertido por Carter), que selló el 34-17 definitivo y elevó nuevamente a los All Blacks a la cima del rugby mundial.

-CLARÍN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s